El perro pasivo-agresivo es otra de las cinco denominaciones que existen para los caracteres o personalidades más habituales en nuestros amigos de cuatro patas. ¡Y desde L’Argentería queremos explicarte de qué trata! ¿Vamos?

Una de las principales características de los perros pasivo-agresivos es que reacciona impulsivamente ante situaciones que le crean miedo o temor. Es decir, son perros miedosos en exceso.

Otra de las características comunes es que no son tan dominantes como los perros con otras personalidades. Además, suelen reaccionar de forma agresiva cuando no tienen “escapatoria” o no encuentran cómo reaccionar ante una situación concreta.

Una de las causas comunes de los perros pasivo-agresivos son el “mal cruce” de dos razas prácticamente incompatibles en cuanto a caracteres.

Tu negocio más visible © 2023. Todos los derechos reservados